La complejidad biológica del ser humano es asombrosa. Todos somos parecidos, es evidente, pero también somos todos diferentes y únicos y, en muchos sentidos, también lo son las enfermedades. La irrupción de la medicina personalizada ha permitido la adaptación del tratamiento médico a la características individuales de cada paciente. En sí mismo, se trata de un concepto simple y pleno de lógica: utilizar el perfil genético y genómico de un individuo para guiar las decisiones tomadas en relación con la prevención, diagnóstico y tratamiento de la  enfermedad. En efecto, el conocimiento genético que hemos obtenido en las últimas décadas nos expone una ventana molecular muy específica de las diferencias entre las personas. Y conocer estas diferencias nos ha permitido aumentar nuestra capacidad de predecir qué tratamientos médicos son más seguros y efectivos para cada paciente y cuáles no lo son. Por ejemplo, la aplicación de la medicina personalizada en oncología permite obtener información genética y molecular específica del tumor de cada paciente. De esta manera se facilita el diagnóstico y la elección de tratamientos más efectivos, además de permitir afinar el pronóstico. 

Nuestras pruebas de medicina personalizada

¿En qué consiste la medicina personalizada?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *